Etiquetas

, ,

Un misil israelí se lanzó desde el sistema de misiles de defensa Cúpula de Hierro en la ciudad meridional israelí de Ashdod, en respuesta a un cohete lanzado desde la cercana Franja de Gaza palestina

Un misil israelí que se lanzó desde el sistema de misiles de defensa Cúpula de Hierro en la ciudad meridional israelí de Ashdod, en respuesta a un cohete lanzado desde la cercana Franja de Gaza palestina.

Por Clive Rudd Fernández

El conflicto palestino-israelí es uno de esos temas que provocan pasiones y emociones encontradas, muchas veces debido a la información parcializada de un lado o de otro. Es comprensible. Las imágenes y la información que nos vende la prensa están absolutamente parcializadas. Esto no debe sorprendernos. Prensa neutral o balanceada es una de las mayores mentiras de esa profesión.

Los medios de prensa, todos, están compuestos por humanos y estos siempre tienen una mirada subjetiva. Es la naturaleza humana, como orinar o comer.

Incluso algunos medios que se han propuesto tener una postura neutral terminan convirtiéndose en un travesti, porque editores escogen los temas que van a cubrir, los periodistas escogen las preguntas que van a hacer y los fotógrafos escogen los ángulos en los que van a fotografiar. En todo este escoger es cuando se pierde la imparcialidad, ya sea por elección o por accidente.

Entiéndalo bien y déjenlo gravado en su memoria y tendrá una vida más feliz. No existe prensa neutral o balanceada… en ninguna parte del mundo. Lo único que podemos hacer los consumidores de información es ver, leer y escuchar información de fuentes de diferentes colores políticos y hacernos nosotros una imagen de lo que pudieran ser los hechos.

Si usted ha seguido las informaciones recientes sobre el conflicto palestino-israelí, en fuentes variadas de prensa, habrá escuchado del Iron Dome o Cúpula de Hierro israelí, del cual muchas veces se habla con la coletilla “cortesía de Estados Unidos”.

Esto no es casual. En el siglo 21 ser de izquierda ya no implica ser admirador de Stalin, Fidel Castro o Hugo Chávez. Ya esas figuras y sus supuestas proezas están tan desprestigiadas y destruidas que desacredita asociarse a ellas.

En el siglo 21 ser de izquierda es ser fundamentalmente anti-estadounidense, que se denomina por la gente de izquierdas como anti-imperialista. Por eso poner la coletilla del financiamiento estadounidense a la Cúpula de Hierro israelí te debe indicar donde se ubica el medio de prensa que estás leyendo.

¿Pero y quién finanza los cohetes de Hamás? El tema poco tratado por los medios de prensa. Me pregunto cómo un territorio con tan poca creación de riqueza como la franja de Gaza se da el lujo de construir túneles con una ingeniería tan avanzada y usando materiales caros.

Algunos de los túneles están calculados en 5 millones de dólares y se han descubierto cientos de kilómetros de túneles. Además, Hamás mantiene un flujo de cohetes Qassam sobre el cielo Israelí al coste aproximado de 1,000 dólares cada uno.

¿Entonces quién paga las facturas de Hamás?

Solo accediendo a la información que es pública en internet es fácil encontrar algunas de las fuentes obvias de financiación:

  • “Ayuda humanitaria”: organizaciones de ayuda internacionales y muchos países mantienen envío de dinero a Gaza, supuestamente para ayuda humanitaria. Nadie tiene absoluto control sobre cómo Hamás emplea estos fondos.
  • UNRWA (United Nation Relief and Work Agency): Esta agencia de la ONU tiene un presupuesto anual de $ 400 millones para los palestinos de la región.

Según la revista Forbes, desde 1993 la Autoridad Palestina ha recibido entre US$ 7 a US$ 10 mil millones de dólares de la Unión Europea, la ONU, EE.UU., Arabia Saudita y otros países de la Liga Árabe. Sólo Francia ha enviado más de US$3 mil millones.

Los caminos de la financiación de Hamás son en algunos casos tan públicos como el apoyo de Estados Unidos a Israel, pero la mayoría de la prensa se salta los patrocinadores de esta organización catalogada de terrorista.

De hecho, casi todos los países desarrollados del mundo le han dado apoyo financiero a Hamás a través de la ayuda humanitaria a Gaza, incluido Israel ha intentado en el pasado estabilizar la franja de Gaza por la vía del desarrollo donando dinero a los palestinos de la región.

Toda esta entrada de dinero ha hecho poco por el desarrollo palestino o del proceso de paz. ¿Cuánto exactamente de este dinero se empleó en el desarrollo de infraestructuras, escuelas, carreteras o cohetes para hacer la guerra? La respuesta a esta interrogante es menos pública, pero los túneles descubiertos recientemente y la constante lluvia de cohetes de Hamás a Israel nos dan una idea del destino de los fondos.

Anuncios